Seguridad

 

Una llave, una contraseña secreta o una tarjeta magnética son ejemplos de mecanismos generalizados de autenticación de Factor-1 que controlan el acceso a sistemas, servicios y recintos. Son sencillos pero… muy vulnerables: robo de identidad, transferencia a otra persona, clonado, etc.

¿Por qué no utilizar soluciones de Autenticación Fuerte o de Factor-2 (2FA), igualmente sencillas de uso y  utilizando para ello nuestro propio dispositivo móvil?

Movilok ha desarrollado una gama de productos de autenticación que se rigen por el estándar OATH. Utilizan la capacidad de proceso del dispositivo móvil para generar contraseñas dinámicas personales bajo esquemas de autenticación 2FA (Factor-2).  Hay diferentes productos para diferentes usos y todos presentan opciones de configuración que aumentan su versatilidad.

Cada nueva contraseña que necesita utilizar un usuario se genera en base a una clave o PIN secreto, que sólo conoce el usuario y un generador local de contraseñas, que sólo porta el usuario (su dispositivo móvil).

La contraseña generada puede utilizarse para acceder a un servicio a través de Internet, un acceso a un sistema, etc.  Como la contraseña personal cambia para cada acceso, se evitan los problemas derivados de una identificación falsa del usuario.

La solución se completa con un servidor de autenticación, que autoriza o rechaza los intentos de acceso y que se integra de forma sencilla con la infraestructura corporativa de cualquier compañía o proveedor de servicio.